Al final, siempre la Guardia Civil

Guardia Civil

El desenlace del caso Diana Quer ha vuelto a poner de manifiesto la dinámica social de esta sociedad en la que nos ha tocado vivir y cómo cada uno de los actores que la forman maneja o manipula su materia prima según su leal saber o entender, que dirían los clásicos.

Al caso no le han faltado actores, investigadores, jueces, periodistas, periódicos y medios en general, opinadores, tertulianos, médiums y gente de todo tipo y condición, cada cual jugando sus cartas y arrimando el ascua a su sardina.

El ruido, en forma de —desinformada—opinión no ha faltado. Cohortes de medios alimentados con el atronador murmullo de internet se han hartado de soltar sandeces sobre el tema. La malograda Diana estaba huida, enfadada con sus padres, con la sociedad, era de natural voluble y reacciones impredecibles, todo sea dicho con el debido respeto a quién ya nos ha dejado para siempre. Su familia era una mezcla de gente rica con graves problemas de naturaleza difusa, una especie de Falcon Crest pero sin viñedos ni tanta laca y todo el entorno familiar se vio rodeado, sin serlo realmente, de un halo de pérfido misterio que, en ocasiones llegaba incluso a bordear la autoría o complicidad de unos hechos de los que está claro que no tuvieron nada que ver. Sólo faltaba.

Seguir leyendo

Vivir en Paz.

La difícil convivencia en paz en el País Vasco

Que un Gobierno desee la convivencia pacífica de sus ciudadanos es lo normal, lo deseable y habitual, y que convoque o se adhiera a manifestaciones que la reivindican no tendría mayor relevancia si no fuese porque esa manifestación está invocada por un colectivo radical de Alsasua y la supuesta paz que reivindican lo es para un grupo de vecinos cuyo sentido de la armonía reside en el hostigamiento y la amenaza perpetua de unos servidores de la ley, vecinos a la par que ellos, cuya labor no entienden y a los que, recientemente han agredido brutalmente hasta mandarlos al hospital cuando se encontraban en compañía de sus mujeres y novias.

Los gudaris del siglo XXI son así, trabajan en grupo, desde la superioridad numérica y sin importarles apalear mujeres.

Décadas de desinformación y obstinada endogamia han acabado por perfeccionar esta exigua legión de tontos útiles.

Seguir leyendo

La Guerra es cosa de dos (o más).

gun-678289_1920

No sé si será la dieta, los aires del Moncayo o el clima en general, pero lo cierto es que España es un país plagado de genios.

En este caso genia, dada la condición sexual de doña Maria del Carmen Pita, Meri para los amigos y diputada del Reino por Canarias, quien hace poco ha tenido la genial idea de pedir la salida, o expulsión por mejor decir, de las fuerzas armadas españolas del archipiélago.

No es que les molesten, sino que a la señora diputada y a sus compañeros de partido les parece que ya no son necesarios en aquello para lo que viene siendo un ejército o parte de él, la disuasión y la aseguración del territorio, entre otros menesteres.

Seguir leyendo

Uso de cookies

Desde mi nube utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies